El año empieza en la provincia con 2.312 desempleados más y 6.983 afiliados a la Seguridad Social menos

El paro registrado en el mes de enero aumenta en la provincia de Alicante en un total de 2.312 personas, lo que significa un 1.46% con respecto al mes anterior, demostrando que siguen existiendo más de 2.300 personas que han sido expulsadas, según estas cifras, del mercado laboral de la provincia de Alicante.

LCV. Alicante / 2 de febrero de 2018

El paro aumenta en el sector de Servicio con 3.123 (3,05%) y situándose en total en 105.296 personas paradas y en Agricultura en 176 un (2,95%) lo que supone 6.138 personas inscritas en las oficinas de empleo. En los sectores de Industria, Construcción y en el Colectivo de sin empleo anterior desciende con respecto al mes anterior con el siguiente desarrollo: en Industria en -473 (-1,88%) lo que supone un 24.602 personas; en Construcción en -327 un (-2,23%), lo que sitúa al sector con 14.606 desempleados/as y en el Colectivo sin Empleo Anterior un  descenso de - 187 personas menos un -1,85% lo que supone un total de 10.054 personas inscritas.

Por sexos el paro aumenta, casi en su totalidad (el 86,98%)  en el colectivo de mujeres con 2.011 desempleadas más lo que significa un incremento de 2,18%  situando el número total de mujeres paradas en 93.879 mujeres;  mientras que los hombres aumentan en  301 personas un 0,45% con respecto al mes anterior y se sitúan en 66.817 parados.

El análisis desde la perspectiva de género del paro registrado por sexos en lra provincia  nos indica un dato muy significativo y es que 4 de cada 5 personas paradas son mujeres.

En términos interanuales se disminuye el número total de parados en -9,350 (-5,49%), con el siguiente desarrollo: en Agricultura en -44, en Industria, -3.140; en la Construcción en -2.927, en Servicios en -2.317  y en el Colectivo sin Empleo anterior en -922.

La contratación aumenta con respecto al mes anterior, en 7,297 contratos. En el mes de enero se han realizado 49,314 contratos, lo que representa un (17,37%) en comparación con el mes anterior. Por modalidad, los contratos indefinidos con respecto al mes anterior aumentan  en 5.470 contratos, situándose en 5.839 y los contratos temporales aumentan en 5.470 contratos y se sitúan en 43,475 contratos.

Respecto a la afiliación media a la Seguridad Social, se registra una disminución de -6.983 cotizaciones lo que supone un 1,11%, y sitúa la media de la afiliación a la Seguridad Social en el mes de enero en 619.258 afiliaciones.

En relación a las prestaciones por desempleo, el número de personas beneficiaria se sitúan en 77,053, de ellas, sólo 30,857, es decir un 40,05% cobraban el paro, el mayor número de personas beneficiarias de una prestación lo hacía de un subsidio que representaba el 42,95% para un total de 33.093 personas y 10.099 se acogían al RAI y al Programa de Activación para el Empleo 3,004. Ante esta situación, en la provincia se encuentran que 81.331, es decir un 51,35%, personas inscritas en el Servicio Público de Empleo, que no cobraban ningún tipo de prestación por desempleo. Las mujeres desempleadas el 52,27% es decir 40,281 no recibían ningún tipo de prestación dentro de su propio colectivo, mientras que entre los hombres por su lado se situaban en un 47,72%., es decir un total de 36.772 hombres.

Según UGT, esta situación "vuelve a constatar la temporalidad y la precariedad del empleo en la provincia. A estas cifras negativas se le suma la pérdida de afiliaciones y cotizaciones a la Seguridad Social con 6.983 personas afiliadas menos, lo que  nos confirma que una de las  consecuencia  de la temporalidad y la precariedad es la destrucción de empleo en la provincia de Alicante".

La pérdida del empleo que se produce en este mes, está relacionada casi de forma absoluta con el comportamiento del sector servicios, ya que ha enviado al desempleo a 3.123 personas en la provincia, debido a que muchas de las actividades que se desarrollan dentro del sector, sufren de un abuso excesivo de temporalidad y de rotación de sus trabajadoras y trabajadores.

La pérdida del empleo en este mes se centra  en las mujeres,  siendo las  trabajadoras las que con mayor facilidad son expulsadas del mercado laboral por tener empleos de poca consistencia, lo que confirma mayor precarización del empleo femenino. La recuperación económica  es desigual y provoca desigualdad y acrecienta las brechas salariales, de género. Por este motivo desde UGT queremos denunciar la últimas declaraciones del presidente del gobierno tirando balones fuera y no queriendo reconocer la realidad de las mujeres, ninguneando a más de la mitad de nuestra población.  

"Tras seis años de una reforma laboral impuesta por el gobierno,  se hace más que evidente la necesidad de establecer programas de empleo para los colectivos con  mayor  dificultad para su  inserción,  como pueden ser las personas jóvenes,los  desempleados/as de larga duración;  así mismo hay que cambiar el sistema de relaciones laborales ya que la actual solo sirve para empobrecer más a la clase trabajadora y por ende a  sus derechos", valora el sindicato

En la actualidad existen 81.331 personas que no perciben ninguna renta de origen laboral ya sea de forma directa por un empleo o por una prestación  producto de las contribuciones de sus cotizaciones cuando se encontraban en  activos dentro del mercado laboral.  La tasa de cobertura así lo acredita,  situándose en un 48,65%, mientras que las personas paradas sin prestación se sitúan en un 51,35%.

CCOO

Según CCOO, desde el año 2007, el aumento del paro se sitúa en 72.628 personas, una cifra de paro que, además, ha crecido respecto al mes de diciembre pasado cuando llegó a 62.845. Al final, poco y mal empleo es la norma en el mercado laboral alicantino.

"Hay que destacar, una vez más, que las mujeres vuelven a ser las que más sufren el aumento del paro. El 87% de la subida del paro registrado corresponde a mujeres. Sigue siendo necesaria la intervención de las políticas públicas para acabar con la feminización de la precariedad".

Para la central, la cobertura por algún tipo de prestación sigue siendo mucho más que insuficiente para el número de personas excluidas del empleo. Diciembre de 2017 termina con 77.053 personas cobrando alguna prestación, lo que supone más de dos mil prestaciones menos que el año anterior, mientras que, según los datos de la EPA, el año terminó con 162.500 personas en paro, lo que supone que tan sólo el 47’4% de las personas en paro perciben algún ingreso por su situación laboral, y que 85.447 personas en paro no perciben ninguna prestación. Una situación que sigue hablando de desprotección y de un mercado de trabajo incapaz de generar empleo suficiente y de calidad".

CCOO sentencia que "la economía alicantina sigue falta de vigor y dando muestras de que el modelo productivo actual está agotado. Ya no valen, si es que alguna vez ha valido, las políticas activas cortoplacistas que sólo han consolidado la precariedad como sustitutiva del empleo. Seguimos insistiendo en la necesidad de transformar el modelo productivo, hacerlo sostenible, de calidad y basado en energías renovables y en las nuevas tecnologías. Lo demás, seguirá siendo poner parches sin resolver el problema".

Comunitat

El secretario autonómico de Empleo y Trabajo, Enric Nomdedéu, ha valorado los datos que reflejan un incremento de paro registrado en la Comunitat Valenciana de 9.134 persones (2,37% más que el mes anterior). El responsable de Empleo ha reconocido que los "los datos de paro, no por esperados, son menos dolorosos". "Un total de 9.134 valencianas y valencianos se han quedado sin trabajo, y esto, para el Consell es una mala noticia sin paliativos", ha señalado al respecto.

Nomdedéu ha explicado que, para el Consell, el incremento del paro por encima de la media del Estado constata que la economía valenciana sigue teniendo problemas importantes de estacionalidad, principalmente vinculados al sector servicios".

Por este motivo, ha avanzado que desde el Servicio Valenciano de Empleo hemos anunciado medidas para hacer frente esta problemática, incentivando por ejemplo la estabilidad contractual al sector de la hostelería.

Así, ha recordado el programa conjunto que se va a poner en marcha entre la Agencia Valenciana de Turismo y el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef), con fondos europeos, para garantizar que los contratos fijos discontinuos de hoteles que hasta ahora solo tienen una duración de seis meses se puedan ampliar tres más, hasta nueve, y ello no resulte perjudicial para los establecimientos.

Por último, Enric Nomdedéu ha señalado que la tendencia interanual continúa siendo positiva, con un descenso del paro de más del 7% (30.969 parados menos que hace un año).

 

Comparte este contenido: