Los niños del Hospital Vega Baja de Orihuela se desplazarán por el centro al volante de un coche descapotable

El servicio de Pediatría del Hospital Vega Baja de Orihuela ha adquirido un cochecito eléctrico para que los niños y niñas ingresados que tengan que desplazarse con fines terapeúticos o diagnósticos a otras unidades como Radiología o quirófanos puedan hacerlo al volante de un descapotable.

LCV. Orihuela / 4 de mayo de 2019

La hospitalización de un menor es un acontecimiento estresante tanto para éste como para sus padres, sobre todo antes de determinadas técnicas invasivas, extracciónes de sangre, pruebas radiológicas o los momentos anteriores a una intervención quirúrgica.

A las ya existentes medidas de humanización del servicio de Pediatría del Hospital Vega Baja se suma un coche de juguete para reducir los niveles de ansiedad de los más pequeños y sus familiares puesto que, a partir de ahora, será el medio de transporte utilizado para los desplazamientos internos del paciente.

El coche cuenta con una función radiocontrol que permite al profesional su fácil manejo a través de las diferentes unidades. "Esta iniciativa permite que padres y niños se tomen como un juego el desplazamiento a la sala de rayos o a otras partes del hospital y les ayuda a que se relajen durante el ingreso. Los padres, que también disfrutan con esta iniciativa, transmiten tranquilidad al niño y este último consigue estar relajado y entretenido, algo que sin duda facilita nuestro trabajo" ha declarado Martín Ferrando, pediatra del Hospital Vega Baja.

El uso de este coche eléctrico dentro del hospital también ayuda a contribuir a mejorar la colaboración y complicidad entre el paciente y el personal sanitario y se logra así una asistencia clínica más confortable. "Se trata de seguir avanzando para humanizar los cuidados a los más pequeños. El coche, sumado a otras medidas de decoración del entorno pediátrico, nos ayuda a ganarnos la confianza de los niños y a conseguir que su estancia en el hospital sea lo más lúdica posible" ha destacado Berta Font, supervisora de enfermería de la unidad de hospitalización de Pediatría.

Esta adquisición ha sido posible gracias a la donación del Colegio Público San Jaime de Benijófar, que el pasado mes de enero organizó una carrera solidaria infantil, y se decidió que parte del dinero recaudado en ello se utilizara para mejorar la unidad de Pediatría del Hospital Vega Baja. El servicio de Pediatría y la dirección del Departamento de salud de Orihuela han expresado su agradecimiento a este centro escolar.

Humanización del entorno

El coche eléctrico es una medida más que se suma al proyecto de Humanización que se está llevando a cabo por parte de la Conselleria de Sanitad Universal y Salud Pública.

Dentro de las medidas de humanización en el entorno pediátrico, el Hospital Vega Baja también cuenta con la adaptación de la decoración de la planta de pediatría con un proyecto de intervención plástica llamado 'El bosque de la segunda planta', que ha supuesto la transformación de la unidad en un auténtico bosque con árboles, plantas, jirafas, monos, y estrellas y la adaptación de la decoración del área de urgencias de pediatría que se ha convertido en un espacio galáctico lleno de naves, planetas y satélites.

Comparte este contenido: